cover 020620

Este blog es un producto

  • Blog

Lo que significa que es mejorable.

Un blog, uno como este, basado en el software open source de WordPress, me permite pensar que el contenido que estoy creando solo es la parte visible de una serie de elementos que deben considerarse para lograr que cualquier persona interesada en los temas que aquí hablo se quede por horas navegando.

Esto significa que debo pensar en la experiencia de usuario, que debo elegir cuál es la mejor fuente para leer los artículos, cómo debe estar ordenada la información, qué elementos deben haber en el sitio que le permitan a un lector encontrar más información relevante y un gran etcétera de componentes que puedo pensar y diseñar con calma para hacer al sitio más efectivo, más eficiente.

Crear un blog como este, me permite liberar mi imaginación, porque al final está basado en software y el software, especialmente el open source, permite oportunidades incontables.

En esta primera versión, minimicé esfuerzos. No me preocupé por la personalización ni por características especiales. Decidí que lo más importante son los artículos y que estos requieren toda mi atención, por ello opté por un tema sencillo que sirve como fachada, una fachada blanca, sin branding y que no distrae de lo importante: las palabras.

Cada artículo lo pienso con calma, paso de 3 a 4 drafts antes de publicar (esta es la quinta versión de este texto). Y cuando son artículos que explican un tema o que opinan sobre algo, tienen que estar documentados. Por lo que empiezo a leer meses antes de poder vislumbrar una idea y pasan semanas de recopilar datos y fuentes antes de poder empezar a escribir un borrador.

Utilizo distintas fuentes de información pero solo dos apps para desarrollar el contenido:

  • Pocket para guardar los artículos.
  • Notion para escribir los textos de cada categoría ← Aquí debo agradecer a un amigo escritor y futuro maestro en Estética y Arte por recomendarme la app.

Estoy intentando que cada artículo sea consistente con el tema general del blog. Y una de las formas de lograrlo, más allá de hablar de apps, modelos de negocio, etcétera, es creo, escribir ideas claras. Y me encantaría decir que simplemente escribo de corrido y aprieto publicar sin revisar nada. Que mi mente está lo suficientemente despejada, que puedo escribir en un estado de quasi iluminación literaria, pero no. Dependo mucho de esta maravillosa y un tanto masoquista herramienta llamada edición.

La edición es algo invaluable, te permite corregir y mejorar antes de hacer pública cualquier cosa que en el futuro puede comprometerte.

Y lo mejor de todo, al igual que los borradores, los productos digitales como este sitio/blog, también son editables. Así que es posible que en una futura versión habrá nuevas fuentes para los títulos, tal vez nuevos colores en los links, un tamaño distinto en las imágenes de portada, posiblemente una paywall para suscribirte al contenido premium, no se bien, hay muchas ideas aún. Esto es lo bueno del software, hay toneladas de posibilidades.

Para poder administrar las ideas y los esfuerzos utilizo Basecamp. Ahí coloco las tareas importantes. Discuto las ideas sobre las mejoras y cargo archivos sobre las páginas del sitio, las configuraciones y muchas otras cosas que necesito tener bien resguardadas y disponibles para cuando sea necesario.

Me gusta mucho esta idea de ver al blog como un producto, porque me permite siempre pensar en que es algo que necesita ser mejor, que necesita adaptarse.

Por ahora, creo que antes de hacer cualquier mejora o de implementar cualquier idea novedosa, lo fundamental es poder tratar cada artículo con cuidado e inteligencia. Darle el espacio que necesita para poder ser publicable. Darle la investigación que merece. Y más que nada lo que más me importa es poder encontrar la voz adecuada para los textos.

A veces busco una voz muy tranquila, muy sencilla y honesta. Otras veces trato de ser más claro, más formal con las explicaciones, más cuadrado si así se le quiere decir. Y en otras me interesa más la historia, crear un arco de personaje para el tema del que hablo. Es difícil para mí lograr esto. Pero lo disfruto.

Ahora trabajo este blog muy temprano por las mañanas y ya tarde por las noches, así puedo dividir mi atención y energía entre trabajar proyectos, seguir estudiando Economía, finanzas y programación (también estudio dinámica y sistemas automotrices, pero eso es tema para otro blog), pero en estas dos secciones del día puedo leer y escribir o editar como justo ahora sucede.


Para finalizar, creo que algo que define a un buen producto es que se mantiene durante años, no tanto porque se adapte o porque tenga nuevas conveniencias, mas bien, porque desde su naturaleza es consistente. Creo que esa es mi última meta con este blog, hacer de él un producto consistente, útil para todo aquel con las mismas inquietudes que yo tengo.

Espero rinda sus frutos.